Historia David y Soda

David

Soda llegó a la vida de David cuando él estaba en camino a independizarse y al tiempo que empezaba a prepararse para vivir los últimos años de su perro Ryo, de 15 años, fiel compañero de adolescencia.

Sigue a Historia David y Soda en sus redes sociales

DAVID Y SODA, UNA UNIÓN DE FUERZA Y VALENTIA.

Historia David y Soda

Soda llegó a la vida de David cuando él estaba en camino a independizarse y al tiempo que empezaba a prepararse para vivir los últimos años de su perro Ryo, de 15 años, fiel compañero de adolescencia.

Debido a esto David procuraba darle la oportunidad a un ser vivo de tener un hogar, ya que siempre ha contado con el apoyo incondicional de sus mascotas durante toda su vida. Con eso en mente decidió escribir a varias fundaciones en búsqueda de la compañera ideal, siempre buscó a una hembra, porque cree que conectan de manera especial con los hombres y para tener esa energía dentro de su hogar.

En noviembre del 2020 respondieron a su solicitud y en una entrevista como candidato adoptante, le fue concedida Lily, (así le habían puesto al momento de recogerla) ella fue encontrada en una carretera a las afueras de Bogotá junto a sus dos hermanitas. 

Cuando David recogió a su nueva amiga la bautizó como Soda y desde entonces emprendieron un nuevo camino juntos.

El 28 de diciembre del 2020 a las 5:50 de la mañana Soda atravesó la reja del parque donde David se encontraba dándole su salida matutina y un carro la chocó, rompiéndole los fémures de sus dos patas y dejándola gravemente herida, inmediatamente David la lleva al veterinario donde Soda fue operada de urgencia. En ese momento él creyó que perdía la mitad de su mundo, pero gracias a su rapidez Soda se salvó.

Hoy en día Soda solo tiene una diferencia de 2 cm de longitud en una de sus patas; corre y disfruta su vida como si nada, con la superación de su accidente, Soda le demostró a David la importancia de la paciencia, de la mentalidad positiva y la valentía que se debe tener para una recuperación; desde entonces su relación se ha fortalecido más que nunca, para él es muy difícil ver la vida sin Soda,  es su compañera de camino, con ella no solo conviven, sino que es su partner de viajes, tardes de películas y momentos de crisis, ¡Soda es su familia!

Soda ha cambiado la vida de David, le brinda una compañía silenciosa y valiosa para momentos felices y no tan felices. Ante una pérdida solo se cuenta con la familia como apoyo y refugio en determinadas situaciones, y un perro, al ser familia, siempre está ahí para ti.

Conoce otras historias de doglovers y cómo estos han nutrido su vida de amor. Clic aquí

Cuéntanos tu historia