HONGOS EN PERROS: CAUSAS Y TRATAMIENTOS

Descubre cuáles son los tipos de hongos más comunes en perros y cómo tratarlos.

Aunque las infecciones por hongos son menos comunes que las infecciones bacterianas o virales, estas infecciones pueden ser igual de peligrosas para nuestros perros. Por ello, es muy importante conocer los tipos y los síntomas de cada una de ellas aquí.

Tratamiento para los hongos en perros

Infecciones fúngicas sistémicas

Las infecciones fúngicas sistémicas invaden el funcionamiento interno y, a menudo atacan las fosas nasales, los pulmones, los huesos o los ojos de tu perro. Aquí tenemos tres de las infecciones fúngicas sistémicas más comunes que se pueden observar en nuestros perro


Criptococosis

Cryptococcus es un hongo que prospera en áreas donde se reúnen grandes cantidades de palomas u otras aves.Cuando un perro inhala el hongo, las infecciones por criptococosis generalmente comienzan en el tracto respiratorio, pero pueden afectar el sistema nervioso central, los ojos y la piel de tu mejor amigo. Los síntomas de la criptococosis varían ampliamente, pero pueden incluir lesiones cutáneas, letargo, tos, secreción nasal, problemas oculares, convulsiones y otras anomalías neurológicas. 

El criptococo en perros se trata con mayor frecuencia con medicamentos antimicóticos orales, pero esta afección puede ser difícil de superar. Muchos perros requieren medicación durante un año o más, y algunos lastimosamente no pueden recuperarse.

Blastomicosis


El hongo Blastomyces dermatitidis causa esta condición que próspera cerca de los diques de castores y otras áreas con suelo ácido húmedo rico en vegetación y en descomposición. Debido al lugar donde se encuentra este hongo, los perros de caza corren el mayor riesgo de inhalar estas esporas. Si bien la infección aún está contenida dentro de los pulmones, los síntomas de la blastomicosis incluyen tos, fiebre, letargo, pérdida de apetito y pérdida de peso; sin embargo, si la infección llega a otras áreas del cuerpo de tu perro, es posible que notes síntomas como cojera, sangre en la orina, problemas oculares, lesiones en la piel alrededor de las uñas de sus patas y fiebre. 

Si tu perro muestra alguno de los síntomas de Blastomicosis, reserva una cita con el veterinario lo antes posible. Si se detecta en las primeras etapas, los medicamentos antimicóticos orales pueden ser curativos y la infección no causará secuelas a largo plazo.

Aspergilosis


El Aspergillus, que se encuentra en el suelo de todo el mundo, es una especie de hongo responsable de dos tipos de infecciones fúngicas que se observan en los perros:

-Aspergilosis nasal


Aunque esta infección por hongos generalmente se limita a las fosas nasales y los senos nasales del perro, puede extenderse a las estructuras nasales óseas y, ocasionalmente, a la órbita del ojo y el cráneo. Las razas con cabezas largas y estrechas, como los galgos y los collies, parecen ser más susceptibles a esta infección fúngica sistémica. 

Los síntomas de la aspergilosis nasal incluyen letargo, secreción nasal con sangre o hemorragias nasales, dolor nasal, estornudos o dolor alrededor del área de la nariz. 

El tratamiento para esta afección generalmente incluye infundir las fosas nasales de tu perro con un medicamento antimicótico líquido. La mayoría de los perros se recuperan bien con este tipo de tratamientos, aunque en algunos casos se requiere una segunda ronda y exámenes profundos que solo el veterinario debe analizar.

-Aspergilosis diseminada


La Aspergilosis Diseminada es una infección fúngica mucho más grave que puede afectar los huesos, músculos u órganos de tu perro. El hongo ingresa al tracto respiratorio y luego se abre camino hacia el torrente sanguíneo esparciéndose por todo el cuerpo. Esta infección, que se observa con mayor frecuencia en los pastores alemanes, se desarrolla lentamente y puede provocar síntomas tan diversos como dolor de espalda, cojera, pérdida de apetito, atrofia muscular, debilidad, vómitos, sangre en la orina, accidentes urinarios, ganglios linfáticos inflamados e incluso parálisis. 


Lamentablemente, el pronóstico para los perros con este tipo de afección puede ser muy delicado y en casos muy específicos el tratamiento puede llegar a ser un éxito. 

Infecciones fúngicas localizadas en perros.


Cómo cuidar a tu perro de los hongos

Infecciones fúngicas localizadas 

Detectar una infección fúngica localizada puede ser complicado, ya que a menudo se piensa que la picazón y el rascado que van de la mano con estas infecciones son el resultado de la piel seca o las pulgas o las garrapatas. Algunas de las infecciones fúngicas localizadas más comunes incluyen la tiña y la dermatitis fúngica.


Dermatofitosis


La tiña es causada por una colección de hongos patógenos. La tiña es extremadamente contagiosa y se propaga cuando un perro entra en contacto directo con un animal, una persona u objeto infectado, como una alfombra, un sofá, un peine, un cuenco o ropa de cama. Los síntomas de esta afección afectan la piel, el pelaje o las uñas de tu perro y, por lo general, incluyen pérdida de cabello, picazón, piel escamosa o con costras y uñas quebradizas o deformes. 


¡El diagnóstico y el tratamiento temprano son esenciales para prevenir la propagación de la tiña a otras mascotas y personas dentro de tu hogar! 

El tratamiento de la tiña para perros dependerá de la gravedad de la infección, pero puede incluir una combinación de baños medicados y/o medicamentos antimicóticos orales. También deberás aspirar y desinfectar tu hogar con frecuencia para ayudar a evitar que la infección se propague a otras personas.


Dermatitis fúngica


La dermatitis fúngica es una condición inflamatoria común de la piel que puede ocurrir cuando las mucosas que normalmente viven en las orejas, las áreas mucocutáneas y la piel de tu perro, se reproducen sin control y sobrepoblan estas áreas. Los síntomas de la dermatitis fúngica en los perros incluyen picazón intensa, piel escamosa o con costras (particularmente alrededor de las uñas, los pliegues de la piel, las axilas y el área anal) e infecciones del oído. 

El tratamiento para esta afección puede incluir antibióticos combinados con tratamientos antimicóticos tópicos, como champús o soluciones para los oídos.

La dermatitis fúngica puede ser difícil de superar, especialmente si tu perro sufre de un sistema inmunológico débil. 


Para recordar…

Cómo Dog Lover es muy importante estar atento a todas las reacciones dermatológicas que puedan presentar nuestros perros, de esta forma evitaremos daños severos en su salud a futuro plazo. Nutriss, cuidando a quien más quieres.

Nota: Los consejos proporcionados en esta publicación tiene fines informativos y no constituyen un consejo médico con respecto a las mascotas. Para un diagnóstico preciso de la condición de su mascota, realice una cita con su veterinario.


¿te gustó nuestro blog?

Síguenos en nuestras redes sociales

@Nutrisslovers

Fuentes

U, Salvador. [2017] Diagnostico de Hongos en Perros. Recuperado el 5 de enero del 2023 de https://ri.ues.edu.sv/id/eprint/14879/1/13101650.pdf

Artículos más leídos

LOS PERROS QUE BOTERO CREÓ POR AMOR A ELLOS

Dog Lover, conoce la inspiradora historia de este gran artista con sus fieles compañeros.
Ver más

PERROS Y BEBES: CÓMO HACER UNA CRIANZA RESPONSABLE

Dog Lover, mira como hacer una crianza responsable cuando en tu familia tienes a un perro y un bebé.
Ver más